¿Cómo informar a un niño, niña o adolescente que un ser querido tiene COVID-19?

Cada niño es distinto, la reacción de los niños a las malas noticias depende de muchos factores como la edad, la cultura, la forma en cómo reaccionan los adultos de referencia, su experiencia de vida, la calidad de su relación con la persona infectada/fallecida y su comprensión de la situación. 
 
Primer paso: Preparación 
1. Reserve al menos 30 minutos para dar las malas noticias al niño. Incluso si permanece en silencio durante varios minutos, puede que surjan preguntas. 2. Busque un lugar tranquilo donde el niño se sienta seguro y se minimicen las interrupciones. 3. Si es posible, tenga un familiar presente o a un profesional de la salud, de preferencia de salud mental. 4. Tenga cerca juguetes u objetos favoritos, especialmente para los niños más pequeños.  
 
Segundo paso: Dar la noticia 
1. Mantenga la calma. Hable con voz tranquila. 2. Si es necesario, explique claramente quién es usted y asegúrese de que el niño le entienda. 3. Pregúntele amablemente lo que ya sabe sobre la situación. 4. Explíquele los hechos en palabras que se adapten a su edad. Use palabras que el niño entienda y evite decir cosas de tal manera que puedan confundirle sobre lo que realmente le está diciendo. Si es un profesional de la salud, evite usar términos técnicos. 5. La conversación puede llevar a preguntas que le ayuden a comprender la situación, sea siempre honesto en sus respuestas. Si no sabe la respuesta a las preguntas, dígale que no lo sabe. Para los adolescentes es particularmente importante no endulzar o limitar los detalles de la información, ya que esto a menudo se percibe como deshonesto. Un niño puede reaccionar negativamente si siente que se le está ocultando información.  6. Permítale sentir y expresar lo que sea que esté sintiendo, ya sea tristeza o enojo. Confirme que estas emociones son respuestas completamente válidas a la situación.  
 
Tercer paso: Después de la conversación 
 1. Asegúrese de que alguien esté disponible para responder cualquier pregunta o hablar sobre la situación nuevamente en cualquier momento. Lo más recomendable es que esta figura sea un familiar cariñoso, no se recomienda un trabajador social o una persona desconocida por el niño. 
2. Asegúrese de llevar un seguimiento continuo del cuidado niño. 3. Nunca deje solo al niño después de dar la noticia; manténgase con él o busque que algún familiar o figura de apoyo esté con él. 
 
Otras consideraciones importantes: 
- Anime al niño a hacer preguntas. Anticípese a las preguntas incómodas y, si puede, esté preparado para responderlas. - Respete la capacidad de los niños para hacer frente a las noticias y su derecho a escucharlas. - Sea honesto con los niños; provea la información  suficiente, sin necesidad de detalles innecesarios. - Acepte que el niño inicie una actividad de juego o distracción. - No es recomendable ocultar información de forma indeterminada de manera que el niño escuche por otras personas o en conversaciones.  - No sienta miedo si hay una pausa en la conversación; esto le permitirá al niño pensar y hacer preguntas. - Evite dar malas noticias inmediatamente antes de ir al colegio o al trabajo, ya que el niño podría sentir estrés y ansiedad.

¡Nunca deje solo(a) al menor luego de dar malas noticias! 

* Información recogida y adaptada por las doctoras Benilda Cecilia Tirado Hurtado y Carla Pamela Cortez Vergara.